pan de pueblo

En casa solemos preparar nuestro pan muchas veces, el año pasado hacíamos barras pero este año nos hemos pasado al pan de pueblo, está que te mueres de rico y desprende un olor maravilloso.

Este pan lleva mucha cantidad de agua y nunca conseguía amasarlo bien a mano, pero con la panificadora asunto arreglado, sale perfecto. Eso si, para manipularlo una vez haya fermentado os recomiendo usar una rasqueta de masas, ya que manejarla con las manos es prácticamente imposible.

Ahí va la receta, espero que os guste.

Receta de pan de pueblo

Pan de pueblo en panificadora, crujiente por fuera y esponjoso en el interior

Aprende a preparar un delicioso pan de pueblo con la ayuda de tu panificadora.

Ingredients

Prefermento

  •  140 gramos de harina
  • 100 gramos de agua
  • 6 gramos levadura fresca
  • 4 gramos de sal 

El pan

  • 130 gramos de prefermento
  • 390 gramos de agua blanda (o embotellada)
  • 3 gramos de levadura
  • 420 gramos de harina de fuerza
  • 8 gramos de sal 

Instructions

  1. 24 horas antes, preparamos el prefermento. Mezclamos todos los ingredientes y lo guardamos en la nevera. Con estas cantidades os saldrá aproximadamente para hacer 2 panes. El prefermento dura 7 días en la nevera, tan solo debeis removerlo cada mañana un poco para sacarle el aire.
  2. Ponemos en el vaso de la panificadora la mitad de nuestro prefermento y añadimos el agua y la levadura.
  3. Seguidamente añadimos la harina (muy importante que sea de fuerza) y la sal. Programamos el menú amasado y fermentado.
  4. Cuando nuestra masa haya fermentado, encendemos el horno y espolvoreamos una superficie plana con harina.
  5. Volcamos la masa sobre la encimera, dejándola caer del vaso, sin aplastarla con las manos. Para que no pierda aire. Con la ayuda de una espátula le damos forma bollo. Es una masa muy blanda y muy dificil de manejar con las manos, por eso es importante usar la espátula.
  6. Le damos la vuelta al bollo y lo ponemos sobre una hoja de papel de hornear. Con los dedos pellizcamos el centro.
  7. Giramos 360 grados el centro, para hacer como una pelotita en el centro del pan.
  8. Hacemos unos cortes y horneamos a 200ºC durante 1 hora más o menos. Para que quede crujiente, es importantísimo que la corteza se tueste bien, por lo que si al pasar 1 hora, todavía no lo ves bien marrón, déjalo un poco más.


Y esto es todo. Espero que os guste.