Hace unos días tenía en casa un montón de fresas que se estaban empezando a poner malas y me dije: «¿Qué hago con ellas?«. Lo primero que pensé fue en hacer un batido, pero después vi un bote de nata y dije: «mmm ¿Y si hacemos una mousse de fresas?»

La mousse

Como podréis suponer el origen de este postre es francés y su principal base era clara de huevo al punto de nieve con algún otro ingrediente que le de sabor como el chocolate.

Actualmente podemos encontrar mousses de una gran cantidad de sabores y aromas. Incluso saladas.

La presentación

En realidad iba a hacer la mousse como la de turrón, presentándola en unos vasitos y ya está. Pero vi la tableta de chocolate blanco y empecé a darle vueltas y se me ocurrió hacer como una especie de lasaña o milhojas, pero de chocolate relleno de mousse de fresas.

La verdad es que es bastante más laborioso que presentarla en los vasitos, pero parece un postre completamente diferente. Y la verdad es que queda muy bonito y muy rico.

El principal problema de este postre es que hay que hacer las capas de chocolate muy finas, porque si quedan gruesas será muy dificil partirlas con la cuchara y se nos desmontará todo.

Animáos a prepararlas, os encantarán.

La receta de mousse de fresas con chocolate

Rendimientos: 4 Porciones Dificultad: Medio Tiempo de preparación: 20 min Tiempo de cocción: 4 h Tiempo total: 4 h 20 min

Ingredientes

0/5 Ingredientes
Ajustar porciones
    Para la mousse
  • Para la decoración

Instrucciones

0/8 Instrucciones
  • En primer lugar, derretimos los 250 gramos de chocolate al baño maría con mucho cuidado con el agua, ya que si cae una gota dentro se nos podría estropear todo el chocolate. También puedes derretirlo en el microondas, pero debemos prestarle mucha atención para que no se nos queme.
  • Mientras el chocolate enfría, preparamos un zumo de fresas con la ayuda de una licuadora. Si no tienes licuadora, puedes triturar las fresas con una batidora normal y después usar un colador para eliminar todas las pepitas.
  • Montamos 450 gramos de nata y reservamos 50 gramos que calentaremos 30 segundos en el microondas.
  • Seguidamente, hidratamos las hojas de gelatina y las diluimos en los 50 gramos de nata tibia.
  • Una vez tengamos las hojas diluidas en la nata, mezclamos con el zumo y poco a poco vamos añadiendo la nata montada con movimientos envolventes. Finalmente guardamos la mousse dentro de una manga pastelera durante un mínimo de 4 horas.
  • Después de haber enfriado la mousse y el chocolate
  • Buscamos un molde metálico y lo calentamos por la base. Presionamos el molde caliente sobre el chocolate y así podremos cortar un trozo de chocolate perfecto sin que se nos rompa.
  • Con la ayuda de la manga pastelera vamos montando las capas y terminamos con una de chocolate. Yo recomiento 3 de chocolate y 2 de mousse.
  • Adornamos la última capa y listo, ya tendríamos nuestra mousse de fresas con chocolate blanco listo.
Comparte

Una respuesta a «Mousse de fresas con chocolate»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *